Psicogeometria

Busca lo que quieras en esta web


party casino CITY CLUB BINGO GAMES Bet365 Poker contador web

¿Donde estas?

Estás dentro de una Matrix. Está dentro de ti. Está fuera de ti. La sientes como algo completamente normal. La Matrix determina como se deben valorar las cosas, lo que es correcto o falso, lo que es posible y lo que parece ser imposible. A través de la Matrix integras supuestas verdades que te limitan. Nosotros somos 9 Maestros Universales. Nosotros Activamos poderosas energías en ti con ayuda de los Códigos de Activación. Estos Códigos son transmitidos a la Humanidad en forma de Círculos de Trigo / Campos de Trigo y son para tu beneficio. Serás capaz de cambiar la Matrix y desconectarte completamente de ésta. Con nuestras instrucciones conseguirás estados de consciencia que solo han conseguido los grandes Maestros. Te tendemos nuestras manos y te guiamos en un viaje hacia ti mismo. Te acompañamos a tu Nueva Vida. Una vida llena de Alegría Abundancia Salud Felicidad y Amor.

If you liked this template, you might like some other Free or Commercial CSS templates from Solucija .

psicogeometria

Ciclos cosmicos


LOS CICLOS CÓSMICOS EN LA ACTIVIDAD HUMANA

 

            Así como existen ciclos cósmicos en la biología, de los cuales no nos ocuparemos aquí por no responder a la esencia de este curso, existen ciclos cósmicos que sí afectan nuestra tarea de todos los días. Este “Ciclo Mundano” tiene que ver con nuestros asuntos personales y, obviamente, materiales, dentro de cada año.

            El mismo tiene una duración de 365 días, es decir, se renueva y comienza otra vez en cada uno de nuestros cumpleaños, por lo que la duración de un Ciclo Mundano es el lapso de tiempo que va de un cumpleaños a otro. Este ciclo está dividido en siete períodos, cada uno de 52 días, más o menos, y algunas horas más, o sea más exactamente, cincuenta y dos días y un séptimo. Esto quiere decir que cada año de nuestra vida, desde un cumpleaños a otro, está dividido en siete períodos durante los cuales ciertas condiciones son favorables o desfavorables para ciertas cosas que deseamos hacer y que tenemos que hacer en el curso de nuestra existencia. Este ciclo es algo complicado pero si se me sigue atentamente y se observa la tabla no se tendrá ninguna dificultad para comprender y utilizar el mismo.

            Como dije antes, este ciclo va de un cumpleaños a otro. No tiene nada que ver con el calendario anual, o sea el año del calendario que comienza en enero y termina el último día de diciembre. Esto quiere decir que cada individuo tiene un ciclo que le es propio. La única manera en que dos o más personas pudieran tener el mismo ciclo sería que estas personas hubieran nacido en el mismo día. Si una persona, por ejemplo, ha nacido el 20 de marzo, entonces su ciclo anual va desde el 20 de marzo hasta el 19 de marzo del año siguiente. Si una persona ha nacido el 2 de junio, su ciclo irá desde el segundo día de junio hasta el siguiente primer día de junio del año siguiente. Esto debe tenerse presente para que no haya confusión con el año común que va de enero a enero; también debemos tener presente que este ciclo nada tiene que ver con períodos astrológicos que comienzan y terminan alrededor del día 21 hasta el 23 de cada mes.

            Por lo tanto, al calcular los siete períodos de cada uno de nuestros ciclos anuales debemos comenzar por dividir nuestro propio año en secciones de más o menos cincuenta y dos días cada una. Si hemos nacido, por ejemplo y como dijimos, el 20 de marzo, comenzaremos con ese día y contaremos cincuenta y dos días, y luego otros cincuenta y dos, y otros cincuenta y dos, y así sucesivamente. Lo mismo sucedería si hubiéramos nacido el día 2 de junio, o en cualquier otro día.

            Para su comodidad al calcular esos períodos, he insertado un calendario de 365 días. Este calendario es lo bastante exacto en su número de días para emplearlo durante cualquier año ya sea bisiesto o no. Se observará que el número de días de cada mes sigue de manera consecutiva después del nombre de cada uno de ellos. Esto facilita el cálculo de los cincuenta y dos días para cada periodo de nuestro ciclo vital o Ciclo Mundano.

 

            Correspondencia psicogeométrica: 52ª es el ángulo de la Gran Pirámide y, como hemos señalado en otros estudios anteriores, está codificado en el Esoterismo Católico y Masónico.



Descarga calendario




Tomemos como ejemplo a una persona que ha nacido el 25 de noviembre. Su ciclo anual comienza el 25 de cada noviembre, y termina el 24 del mismo mes del año siguiente. Comenzaremos por lo tanto con nuestro calendario y escribiremos la fecha 25/11, iniciando el cálculo del primer período de 52 días contando en la l´`inea de nuestro calendario cincuenta y dos días hacia delante, a partir del 25 de noviembre. Primero contamos cinco días hasta el fin de noviembre y luego seguimos con el 1 de diciembre como si fuese el sexto día de conteo, contaremos así todo diciembre (que al final nos da treinta y seid días) y continuamos contando en enero y hallamos que el día 52 cae el 16 de enero.

            Por lo tanto, tomaremos nota debajo de “25/11” la fecha “16/1” y a un lado escribiremos “Primer período”. Esto quiere decir que una persona que haya nacido el 25 de noviembre tendrá su primer período del ciclo anual desde el 25 de noviembre hasta el 16 de enero. Para hallar el segundo período de 52 días comenzaremos el 17 de enero y contaremos hacia delante en enero y febrero y parcialmente en marzo, hasta que habiendo contado cincuenta y dos días, veremos que cae el 8 de marzo. Entonces, asentamos que el “Segundo período” va del 17/1 al 8/3, y así sucesivamente los cinco períodos restantes. Estos siete períodos de 52 días conforman nuestro Ciclo Mundano.

            Cada uno de estos períodos del Ciclo Mundano contiene oportunidades, condiciones, impulsos, influencias, tentaciones y efectos cósmicos que tienen una importancia considerable y sutil sobre los buenos o malos resultados, sobre la fortaleza o debilidad, la alegría o el dolor de nuestros asuntos personales. Vamos a describirlos.

Período 1

 

            Este es un período de cincuenta y dos días durante el cual la persona debe utilizar todo el poder y habilidad personales para hacer progresar sus propios intereses entre personas de influencias que tienen el poder o el derecho de conceder o de dar. Es el período en que debemos solicitar favores, ya sea al buscar empleo, beneficio, préstamos, ser socios de alguna empresa –especialmente en forma minoritaria-           inversiones, concesiones especiales y favores hasta en la forma de conceder tiempo a aplazamiento de alguna acción legal. Es un período especialmente bueno para buscar favores u honores, ayuda o reconocimiento por parte de personas que tienen poder o alta posición, tal como funcionarios del gobierno, oficiales de justicia, gobernadores, funcionarios municipales, diputados o senadores, jefes de grandes corporaciones o de empresas importantes o personas que tienen papeles valiosos que nos afectan, documentos o asuntos que pueden ser de gran importancia y que pueden concederse o modificarse o cambiarse de alguna manera gracias a nuestra solicitud.

            Es también un buen período para hacer progresar nuestro yo personal entre los demás, o para acrecentar nuestro crédito o nuestra reputación entre periodistas o gente de influencia. Es el momento de empujar hacia delante con cuidado aunque con resolución, porque todas las vibraciones cósmicas ayudan a todo aumento y nos favorecen personalmente en lo que respecta a nuestro buen nombre, nuestra reputación, nuestro honor y nuestra integridad entre personas de alta posición o entre la multitud.

 

 

Período 2

 

            Este período es muy diferente del anterior, porque durante estos cincuenta y dos días todo tenderá a estar favorablemente dirigido hacia nuestros planes referentes a viajes, especialmente aquellos que no duran mucho tiempo, sino aquellos que son breves y de importancia inmediata más bien que de importancia en el futuro. Los viajes por tierra o agua, más que por aire, son generalmente favorables en este período. También es una oportunidad excelente para mudar nuestro hogar a otro sitio o para trasladar nuestro negocio o cambiar de ocupación, si es algo que está bajo nuestra elección. Es decir, este es un período para cambios que sean rápidos y que terminen pronto. En cuestión de negocios u ocupaciones, este período será muy favorable para aquellas actividades que correspondan a cosas movibles y a cosas que no tienen sitio determinado. El movimiento de carga, los negocios de fletes, encomiendas, automóviles, camiones, transportes públicos, conferencias públicas, representaciones, exhibiciones y cosas de esta índole tendrán muy buen resultado. Por extraño que parezca, este período es también excelente para aquellos que se ocupan de líquidos, sustancias químicas, leche, agua, fuerza hidráulica, energía, combustibles, etc.

            Los tratos con personas que tengan negocios relacionados con las cosas que hemos nombrado, tendrán mejores resultados en este período que en cualquier otro. Inversamente, no debemos planear un cambio de nuestros negocios o comenzar una nueva etapa de nuestros negocios, ni tratar de formar o construir ninguna cosa permanente, tomando como base un cambio ocurrido durante este período. La mudanza de nuestro hogar puede ser buena si se lleva a cabo durante este período, pero al mismo tiempo la compra de un nuevo hogar durante el mismo puede que resulte en un cambio futuro, porque los cambos hechos durante este lapso particular no tienen permanencia. Por lo tanto, todas las cosas hechas durante esta época deben ser de tal naturaleza que comiencen durante el período y terminen poco después, algo que tenga que ver con los meses presentes más bien con los años de un futuro mediato. Este período es también bueno para personas que se ocupan en cosas como enseñar a transeúntes, o en asuntos que tienen que ver con negocios fluctuantes, como por ejemplo, hoteles, o asuntos de tráfico, o atender a personas que están constantemente moviéndose o pasando. Es también un buen período para contratar nuevos empleados o sirvientes y para comenzar desarrollos agrícolas o nuevas siembras. Todos aquellos contratos, convenios, papeles legales y otros asuntos que deban continuar durante un período de un año o que deban ser permanentes, no deben comenzar ni terminarse durante este período. No es un período favorable para prestar dinero ni para solicitar préstamos, y no es bueno para la construcción de ningún edificio ni para comenzar ningún negocio en que se haga una inversión considerable que dure mucho tiempo. Es, sin duda alguna, un período desfavorable para especulaciones aventureras en la bolsa o para juegos de cualquier clase.

 

 

Período 3

 

            Aquí tenemos un período que puede ser afortunado o desgraciado, según la aplicación de las fuerzas cósmicas y la discreción o juicio que la persona emplee. Este período llena al individuo con un impulso casi incontrolable de querer hacer cosas grandes e importantes, y la energía fogosa que circula por el organismo humano durante este período desea expresarse de muchas maneras. Si se lo dirige cuidadosamente, este período puede ser uno de los mejores del año para formar un negocio u ocupación y para llevar a cabo aquellas cosas que requieren gran energía física, esfuerzo físico, resistencia, vitalidad, resolución y persistencia. Por otra parte si la energía se emplea mal, o se la aplica sin juicio y discreción pueden emprenderse grandes tareas que no se completarán en mucho tiempo, y puede comenzar a hacerse demasiado para una persona debido a la energía errática que desea expresarse. Es este un período excelente para dominar aquellos obstáculos, estados o condiciones que en los períodos anteriores parecían impedir todo progreso, a causa de la energía y del trabajo requeridos. Es un período excelente para comenzar cualquier cosa que tenga que empezar de golpe y proseguir con gran impulso durante el primer mes o los primeros dos meses de su carrera. Es sin duda un período excelente para ocuparse de asuntos militares, o para tratar con aquellas personas o aquellas empresas que se ocupan de cosas que requieren gran energía vital o gran energía muscular. Es igualmente un período óptimo para la consolidación de un negocio o de intereses que traten con metales, cuchillería, instrumentos de corte o cosas relacionadas con máquinas eléctricas, electrónica, informática, hornos y fuego. Es también un buen período para tratar con enemigos, competidores y rivales que hasta entonces han sido obstáculos en nuestro camino, y es un período inapropiado para tratar de dominar esos obstáculos o a esas personas por medio de contratos, papeles o convenios. Si la pura energía, la resolución y las largas horas de actividad y de trabajo duro han de tener efecto en los competidores o en los obstáculos, éste es el período en que pueden dominarse de ese modo.

            Vale la pena tener presente que este período es desfavorable para tratar con mujeres, y las mujeres deben tener presente que es ordinariamente un período magnífico para tratar con hombres cuando deseen obtener favores, preferencias o ayuda en cualquier asunto comercial o social. Es durante este período cuando ocurren muchos pleitos, discusiones y desavenencias en todos los asuntos, y deben evitarse porque puede que no terminen bien para ninguna de las partes. Es un período excelente para vendedores, conferencistas y otras personas que deben hacer uso de una oratoria fuerte o de una viva discusión para poder convencer.

 

 

Período 4

 

            Este período es muy diferente del anterior, porque en él las fuerzas cósmicas influyen y fortalecen fuertemente el lado mental, nervioso y psíquico de nuestra naturaleza, más bien que su aspecto físico. Es un período excelente para escribir y para crear mentalmente libros, obras de teatro, planes, sistemas mercantiles y otros asuntos que requieren una mente fecunda, un pensamiento rápido y un lenguaje fácil y fluido, a la vez que una habilidad especial para expresar los pensamientos que se tienen en mente. En realidad, la mente estará muy cargada de nuevos pensamientos, nuevas ideas y tendrá contacto fácil con expresiones procedentes de la Mente Cósmica. Incidentalmente se ha notado que, puesto que la mente está muy fecunda y sensitiva durante ese período, las ideas, impulsos y tendencias pueden fluir muy rápidamente a nuestra conciencia y, para aprovecharlos, la persona debe proceder de acuerdo con su impulso y tomar rápidamente las ideas y ponerlas en práctica aplicación antes que otras ideas las expulsen de la mente. Por lo tanto, es un período en que se puede confiar para actuar de acuerdo con nuestros impulsos o “corazonadas”. El carácter de la persona se vuelve optimista y a causa de la actividad mental ligeramente inquieto y nervioso, con la imaginación bien provista. Es un buen período para tratar con literatos, periodistas, mensajeros; bueno también para contratar oficinistas, tenedores de libros, grabadores, fotógrafos, operadores de video, artistas y personas cuyo trabajo es esencialmente mental y rápido en su expresión. Los artistas están más inspirados en sus trabajos durante esta época. Sin embargo, debemos dar aquí la advertencia que durante este período podemos ser víctimas de grandes engaños; las historias, cuentos, informes, papeles, documentos o cualquier otra cosa hablada, grabada o escrita que llegue a nuestra atención durante este período, debe ser cuidadosamente analizada antes de ser aceptada, porque es un período en que la mentira halla expresión elocuente y sutil en palabras y en escritos, como si fuera la verdad, y por lo tanto el engaño no es solamente fácil sino muy frecuente. Las falsificaciones con respecto a papeles personales o comerciales, los fraudes en cuestión de documentos o dinero deben merecer nuestra atención. Muchas de las grandes pérdidas en la vida, por robo, desfalco o engaño, ocurren durante este período, y debemos tomar toda clase de precauciones para impedirlas. Es un buen período para estudiar y para asimilar conocimientos especiales, así como también para desarrollar nuestra rapidez y facilidad de mente y de lengua. No es buen período para matrimonio, para contratar sirvientes ni para regresar de un viaje largo, ni tampoco para comprar casas, empresas comerciales o tierras.

 

 

Período 5

 

            Éste es el que podría llamarse período del buen éxito en cada año, por lo que respecta a nuestros asuntos personales y privados. Durante estos cincuenta y dos días los impulsos de lo Cósmico y sus tendencias tienden a traer un goce feliz y un fin fructífero a las cosas en que nos hemos estado ocupando o que hemos planeado o que hemos tratado de llevar a cabo. Es durante esta época que nuestros asuntos personales crecen, se desarrollan y aumentan en prosperidad. La mente del individuo está llena de ideas superiores de cortesía, religión, ciencia y derecho, y hay una tendencia hacia el compañerismo, la sociabilidad, la benevolencia, la honradez y la simpatía. Es un período excelente para tratar con abogados o jueces, funcionarios, sacerdotes, médicos, comerciantes y capitalistas. Es también un buen período para comenzar un largo viaje, diferente del buen período para los viajes cortos, que es el segundo período de este ciclo. Este es también un período muy bueno para renovar o comenzar nuestro interés en obras filosóficas, estudios metafísicos, preparación de discursos o documentos legales, o aquella cosas que requieran influencias muy favorables para obtener buen éxito, y por esta razón es un buen momento para cobrar dinero que se nos deba o para comprar con fines de venta, o para vender o especular y hasta para pedir préstamos. Sin embargo, toda tentativa durante este período para tratar sobre asuntos dudosos que no sean especulaciones legítimas, o para tratar sobre ganado o para vender ganado, o relacionados con productos de la carne en gran escala, o toda clase de asuntos marítimos, dará malos resultados.

 

 

Período 6

 

            Este período puede llamarse el período de fiesta del año. Es una buena época para las distracciones, placeres, descansos y entretenimientos. Esto no quiere decir, desde luego, que los negocios no prosperen o que los asuntos regulares de la vida deban retenerse o modificarse durante este período, pues todas las cosas que sean legítimas y de buena voluntad continuarán casi con el mismo buen éxito que durante el período anterior. Sin embargo, esta es la época para ocuparse específicamente de ciertos asuntos de la vida con más intensidad que en otros períodos. Ahora es el momento oportuno para hacer visitas largas o cortas de descanso o para renovar amistades, y es un período muy bueno para tratar con mujeres o para que las mujeres traten con los hombres acerca de las cosas gratas de la vida. Los viajes cortos serán felices y de buenos resultados durante esta época, pero no así los viajes largos ni viaje alguno por agua. Este período es más afortunado para los hombres que buscan preferencias, favores o convenios comerciales y cooperación de las mujeres, del mismo modo que el tercer período de este ciclo es más afortunado para las mujeres que traten de obtener éstos de los hombres. Es también un buen período para llevar a cabo transacciones de índole especulativa o para comprar valores de bolsa, o para contratar empleados y sirvientes.

 

 

Período 7

 

            Éste es el período crítico y destructivo de la vida cada año. Este período es aquél en que las cosas parecen desenvolverse o retroceder antes de emprender una nueva evolución, o cuando el quebrantamiento comienza para que pueda llevarse a cabo después alguna nueva edificación. Es como el período en que se procede a la demolición de una casa, y se la destruye ladrillo por ladrillo para poder reconstruir de nuevo. En un sentido es destructor, y en otro sentido es la primera parte de la reconstrucción. Por esta razón debemos estar advertidos para que podamos aprovechar la tendencia natural de este período y al mismo tiempo cuidarnos contra aquellas tendencias que pudieran llevarnos demasiado lejos, para que no se trabaje en un sentido equivocado ni se procure marchar contra las tendencias, sino cooperar con ellas. Es el período en que la mayor parte de las cosas que estaban vacilantes y a punto de deshacerse, terminan y se destruyen. Si un negocio o cualquier otro asunto ha ido marchando mal y ha demostrado tendencias a fracasar y a hacerse pedazos, éste es el período en que más probablemente culminará esa tendencia, y si no se desean esos resultados, es necesario tener cuidado para no hacer aquellas cosas que pudieran producir ese fracaso. Nuestra mente tiene tendencia a hacerse pesimista, desalentada, melancólica durante este lapso y debemos tener esto presente, porque si se permite que esta actitud afecte nuestra acción en los negocios o en los asuntos personales, ello contribuirá a un resultado desastroso. Las influencias durante este período son muy sutiles y deben analizarse cuidadosamente y razonarlas bien antes de aplicarse

SI NO DECEAS HACER LOS CALCULOS NOSOTROS LO

HACEMOS POR TI

CONTACTANOS





 







Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su mensaje:

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=